3 minutos con JesúsEvangelio del DíaPortada

3 Minutos con Jesús en el evangelio de San Mateo 9,9-13

Suscríbete a nuestro canal 👉 http://bit.ly/SuscribeteSanGabriel El Padre Francisco Lunar Trigo comparte con nosotros la meditación y el #EvangelioDeHoy​​​​ Martes 21 de Setiembre 2021, Evangelio según San Mateo 9,9-13

1º lectura: Efe 4.1-7.11-13 “Un solo cuerpo y un solo Espíritu”
Salmo: 18 “Resuena su eco por toda la tierra”

Evangelio de San Mateo 9,9-13
Jesús, al irse de allí, vio a un hombre llamado Mateo en su puesto de cobrador de impuestos, y le dijo: «Sígueme.» Mateo se levantó y lo siguió. Como Jesús estaba comiendo en casa de Mateo, un buen número de cobradores de impuestos y otra gente pecadora vinieron a sentarse a la mesa con Jesús y sus discípulos. Los fariseos, al ver esto, decían a los discípulos: «¿Cómo es que su Maestro come con cobradores de impuestos y pecadores?» Jesús los oyó y dijo: «No es la gente sana la que necesita médico, sino los enfermos. Vayan y aprendan lo que significa esta palabra de Dios: Me gusta la misericordia más que las ofrendas. Pues no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores.»

Meditación del Evangelio
Es el mismo Mateo quien nos cuenta su conversión empleando unos términos muy sencillos como vemos en el Evangelio. Toda la atención del texto está centrada en la prontitud de la respuesta de Mateo, presentado como “Leví, hijo de Alfeo”.
El hecho de ver a muchos publicanos y pecadores comiendo con Jesús y con sus discípulos escandaliza a los fariseos, porque en su cultura, comer juntos significaba comunidad de vida y de sentimientos. Al conversar con los publicanos y pecadores, Jesús muestra su misericordia y reprocha a los fariseos estar aferrados a la ley, que hace insensibles las auténticas necesidades del Espíritu, además de incapaces de comprender las auténticas necesidades del prójimo. El Maestro, tanto de palabra como de obra, nos ofrece una enseñanza. Dios exige de nosotros sobre todo gestos de misericordia.

“Yo quiero Misericordia y no sacrificios expresa en la persona de Jesús que Dios prefiere el afecto interior de un corazón sincero y compasivo que la práctica rigorista y exterior de la Ley. En realidad, el único sacrificio válido es el de la conversión sincera del corazón. Este espíritu interior es lo que debe animar nuestras obras y sacrificios.
Jesús al llamar a Mateo y sentarse a la mesa con los pecadores, aparece como aquel que ha realizado la voluntad de Dios, un Dios que acoge a los perdidos y les ofrece una posibilidad de rehacer su vida. Esta vida solo puede ser transformada médiate el encuentro personal con Cristo. En la intimidad de la llamada de Dios experimentamos nuestra autentica pobreza, cuando descubrimos la mirada de Jesús, que al cruzarse con la nuestra, nos reconocemos indignos, pero colmados de su riqueza.

“Yo no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores”

Adjuntamos el comentario para descargar:

Descarga 3 minutos con Jesús AQUÍ

Santa Misa de hoy: 👉 http://bit.ly/SantaMisaSanGabriel

Síguenos y sé parte de nuestro canal:
Facebook: https://www.facebook.com/PrelaturaMoyobamba
Twitter:
https://twitter.com/Prela_Moyobamba​
Instagram:
https://www.instagram.com/prelaturademoyobamba
Página web:
https://www.prelaturademoyobamba.com/

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *