BlogPortada

Comentario del Evangelio XXXIII Domingo del Tiempo Ordinario Mt 25,14-30

¿Cómo puedo saber los talentos que yo he recibido? Los que ya vamos teniendo años, somos conscientes de muchos talentos recibidos del Señor, y también de que no los hemos hecho prosperar y dar fruto en bastantes ocasiones. “El que esté libre de pecado, que tire la primera piedra”. Aquí entendemos lo que hemos hablado del santo temor de Dios. Todavía estamos a tiempo para enmendarnos y, antes de dejar este mundo, poder ofrecer al Señor una mayor ganancia y frutos obtenidos con nuestra laboriosidad y constancia.

Jesús, en la antífona del aleluya, nos da la clave: “permanezcan en mí, y yo en ustedes; el que permanece en mí da fruto abundante”. Si permanecemos unidos al Señor, a través de una profunda vida de oración, de meditación diaria de su palabra, recibiéndolo en los sacramentos y esforzándonos en cumplir los mandamientos y practicar las obras de misericordia, nos libraremos del llanto y el rechinar de dientes, y escucharemos al Señor que nos dice: “muy bien. Eres un empleado fiel y cumplidor; como has sido fiel en lo poco, te daré un cargo importante; pasa al banquete de tu Señor”.

En nuestro canal de YouTube tenemos muchos vídeos informativos, de entretenimiento y más.

No olvides suscribirte haciendo click en el siguiente enlace! https://bit.ly/2BeVJoj
También síguenos en:

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 1 =