Blog

María Madre de Dios y Madre Nuestra

La Maternidad divina es un dogma de fe, definido solemnemente por la Iglesia en el Concilio de Éfeso 431 por el Papa Celestino I, quiere decir que María es verdaderamente la Madre de Dios, la palabra utilizada en griego es Theotokos( Madre de Dios).

Los dogmas son verdades de fe que la Iglesia garantiza que están contenidas en la divina revelación.”

“Desde un comienzo la Iglesia enseña que en Cristo hay una sola persona, la segunda persona de la Santísima Trinidad. María no es solo madre de la naturaleza del cuerpo, sino también de la persona quien es Dios desde toda la eternidad. Cuando María dio a luz a Jesús, dio a luz en el tiempo a quien desde toda la eternidad era Dios. Así como toda madre humana, no es solamente madre del cuerpo humano sino de la persona, así María dio a luz a una persona, Jesucristo, quien es ambos Dios y hombre, entonces Ella es la Madre de Dios” -Concilio de Éfeso.

En el evangelio de Lucas nos relata la anunciación del ángel a María ( Lc 1,26-38), donde se establece un diálogo entre ella y el ángel, éste le dice que concebirá un hijo que será llamado Hijo del Altísimo (Lc 1,32), con esto Lucas nos indica que  Jesús es Hijo de Dios y María por lo tanto es la madre del Hijo de Dios. Ella sigue dialogando y preguntando cómo puede ser eso posible, puesto que no conoce varón, el ángel le explica la manera cómo va a suceder, por la acción del Espíritu Santo, que cubrirá a María con su sombra y por eso lo que nacerá de ella será santo y será llamado Hijo de Dios (Lc 1,35).

La naturaleza humana del Hijo de Dios viene de María y de nadie más; la naturaleza divina de Jesús viene de Dios y de nadie más, es por eso que Jesús es verdadero hombre y verdadero Dios, pero la persona de Jesús nace en nuestra historia desde María, y ella es plenamente su madre y eternamente lo será.

Gálatas 4:4: “al llegar la plenitud de los tiempos, envió Dios a su Hijo, nacido de mujer”. Dios se hizo hombre sin dejar de ser Dios, por ende, María es madre de Jesús, Dios y hombre verdadero.

María no es sólo Madre de Dios, sino también nuestra porque así lo quiso Jesús, él al ver a su madre y cerca al discípulo que tanto quería, dijo a su madre: “Mujer, ahí tienes a tu hijo.” Luego, dijo al discípulo: “Ahí tienes a tu madre.” Y desde aquella hora, el discípulo la recibió en su casa, así que María es Madre Nuestra, nuestro tesoro. Por ello, al comenzar el nuevo año, pidámosle a María que nos ayude a ser cada vez más como su Hijo, que interceda por nosotros y podamos gozar de las infinitas misericordias del Señor.

“Y la Madre de Dios es mía, porque Cristo es mío” (S. Juan de la Cruz)

No olvides suscribirte haciendo click en el siguiente enlace! https://bit.ly/2BeVJoj

También síguenos en:
Facebook: www.facebook.com/PrelaturaMoyobamba
Twitter: www.twitter.com/Prela_Moyobamba
Instagram: www.instagram.com/prelaturamoyobamba

www.prelaturademoyobamba.com

Cualquier información o contacto escríbenos a comunicaciones@prelaturademoyobamba.com

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 + 7 =