Blog

La Epifanía del Señor

La Epifanía del Señor

La Epifanía del Señor es una de las fiestas más antiguas de la Iglesia, que se celebra durante el tiempo de Navidad. Epifanía significa “manifestación”, donde el niño Jesús se da a conocer a todo el mundo, como Rey del Universo y Salvador de los hombres, los profetas anunciaban el nacimiento de un Mesías, Dios hecho carne; que se manifiesta en un pequeño niño, en el seno de una familia pobre, quiso ser uno de nosotros, se despojó de su divinidad eterna, para salvarnos y llevarnos a estar eternamente con él.

Según el Evangelio de Mateo 2, 1-12:
Jesús nació en Belén de Judea en tiempos del rey Herodes. Entonces, unos magos de Oriente se presentaron en Jerusalén preguntando: «¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Porque hemos visto salir su estrella y venimos a adorarlo». Al enterarse el rey Herodes, se sobresaltó, y todo Jerusalén con él; convocó a los sumos sacerdotes y a los escribas del país y les preguntó dónde tenía que nacer el Mesías. Ellos le contestaron: «En Belén de Judea, porque así lo ha dicho el profeta: ‘Y tú, Belén, tierra de Judea, no eres ni mucho menos la última de las ciudades de Judea, pues de ti saldrá un jefe que será el pastor de mi pueblo Israel’». Entonces Herodes llamó en secreto a los magos, para que le precisaran el tiempo en que había aparecido la estrella, y los mandó a Belén, diciéndoles: «Id y averiguad cuidadosamente qué hay del niño y, cuando lo encontréis, avisadme, para ir yo también a adorarlo». Ellos, después de oír al rey, se pusieron en camino, y de pronto la estrella que habían visto comenzó a guiarlos hasta que vino a pararse encima de donde estaba el nińo. Al ver la estrella, se llenaron de inmensa alegría. Entraron en la casa, vieron al niño con María, su madre, y cayendo de rodillas, lo adoraron; después, abriendo sus cofres, le ofrecieron regalos: oro, incienso y mirra. Y habiendo recibido en sueños un oráculo, para que no volvieran a Herodes, se marcharon a su tierra por otro camino.

En ese sentido, los Reyes Magos nos enseñan a tener una actitud de confianza, ellos confiaron en la estrella que los guió hasta Belén, en los medios que Dios utiliza para cumplir sus preceptos. Y la confianza en Dios arraigada en una profunda humildad, da frutos. ¡Con cuánta alegría se acercan al Niño y lo adoran! Ni siquiera dudan al ver que el Rey del universo ha nacido en una oscura y sucia cueva.

La estrella de Belén, es aquella que nos guía al encuentro con Jesús, es la luz en medio de las tinieblas, fuente de esperanza y anhelo del corazón.

Mientras en Oriente la Epifanía es la fiesta de la Encarnación, en Occidente se celebra con esta fiesta la revelación de Jesús al mundo pagano, la verdadera Epifanía. La celebración gira en torno a la adoración a la que fue sujeto el Niño Jesús por parte de los tres Reyes Magos (Mt 2 1-12) como símbolo del reconocimiento del mundo pagano de que Cristo es el salvador de toda la humanidad.

No olvides suscribirte haciendo click en el siguiente enlace! https://bit.ly/2BeVJoj

También síguenos en:
Facebook: www.facebook.com/PrelaturaMoyobamba
Twitter: www.twitter.com/Prela_Moyobamba
Instagram: www.instagram.com/prelaturamoyobamba

www.prelaturademoyobamba.com

Cualquier información o contacto escríbenos a comunicaciones@prelaturademoyobamba.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: