Please put the correct video link to the video post format section
Comentario del EvangelioPortada

Comentario del Evangelio del Domingo la Santísima Trinidad Mt 28,16-20

¡Que la gracia de nuestro Señor Jesucristo, el amor del Padre, y la comunión del Espíritu Santo, estén siempre con todos ustedes!

Bendecimos al Padre y al Hijo unigénito de Dios y al Espíritu Santo, porque ha tenido misericordia de nosotros. Hoy celebramos al Santo más grande, al mismo y único Dios verdadero, a la santísima Trinidad del amor: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Es el misterio más grande de nuestra fe, en el que fuimos introducidos el día de nuestro bautismo. Aquel día fuimos consagrados a las tres personas divinas, y cada una de ellas nos acogió en su intimidad, hasta el punto de que comenzaron a vivir dentro de nosotros.

Desde niños nos enseñaron a santiguarnos en el nombre de este único Dios que es trino en personas. Nos enseñaron a rezar el Padrenuestro, a rezar a Jesús y así comenzó nuestra vida espiritual. Más adelante comprendimos que cuando oramos lo hacemos movidos por el Espíritu Santo. Desde nuestra fe es natural la relación con las personas divinas, no nos hacemos ningún lío, es nuestra vivencia religiosa más profunda y hermosa.

Fue la segunda persona de la santísima Trinidad, el Hijo amado del Padre, su Verbo, su Palabra hecha carne, hecho hombre mortal en el seno de María virgen, quien nos reveló el misterio del único Dios. El Padre, al enviar al mundo la Palabra de la verdad y el Espíritu de la santificación, reveló a los hombres el misterio más admirable. Nosotros profesamos la fe verdadera, reconocemos la gloria de la eterna Trinidad y adoramos la unidad en su poder y grandeza.

Toda la liturgia de la Iglesia se celebra expresando el misterio de la Trinidad: al Padre, por Cristo, en el Espíritu Santo. Por Cristo, con él, y en él, a ti Dios Padre omnipotente, en la unidad del Espíritu Santo, todo honor y toda gloria.

Como decimos en las letanías: Dios Padre celestial, ten misericordia de nosotros; Dios Hijo, redentor del mundo, ten misericordia de nosotros; Dios Espíritu Santo, ten misericordia de nosotros; Trinidad Santa, un solo Dios, ten misericordia de nosotros.

¡Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo; al Dios que es, al que era y al que ha de venir!

 

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete − 6 =